dimecres, 30 de gener de 2008

Un millar de personas se manifiestan contra la demolición del Teatro Romano de SaguntoEl

Col·lectiu pel Patrimoni Saguntí pide apoyo a los vecinos para eludir la sentencia del Supremo

30.01.08 - 11:35 - M. M./ C. M./M. C.SAGUNTO


Los detractores de la demolición de las obras del Teatro Romano de Sagunto mostraron su grito de guerra para rechazar la sentencia del Tribunal Supremo, que obliga a devolver el monumento a su estado original.


A las 19 horas comenzaron a llegar los primeros asistentes a la concentración que había organizado el Col·lectiu pel Patrimoni Saguntí, que logró reunir pasado el cuarto de hora a un millar de personas bajo el lema No a la demolición.


Lejos de las previsiones en las que se manejaba una afluencia en torno a las 3.000 personas, la plataforma en contra de la reversión de las obras del Teatro consiguió una respuesta que, a pesar de todo, satisfizo a los promotores de esta iniciativa.


"Estamos muy contentos porque la participación de la ciudadanía ha sido masiva y positiva", destacó la portavoz del Col·lectiu, Conxa Cardo.


Bajo un silencio sepulcral, todos los miembros de esta asociación formaban detrás de una gran pancarta, mientras el periodista de Sagunto, Toni Gómez, leía el manifiesto que busca una solución al fallo de la máxima autoridad judicial en España.


Frente a una nube de periodistas y medios se dejaron ver muchas caras conocidas como la diputada de Esquerra Unida, Isaura Navarro, o el secretario general del Bloc, Enric Morera, junto a representantes sociales, económicos y sindicales de la ciudad.


Solución y consenso

"Hay que encontrar una solución y buscar un consenso porque este Teatro ha costado mucho recuperarlo y ese dinero no debe invertirse en destruir el patrimonio" subrayó Navarro.


También a la concentración acudió el número uno por Esquerra Unida por Valencia, Antonio Montalbán, quien reclamó "una solución justa y consensuada para que la sentencia no signifique ningún perjuicio para el monumento". Desde el Col.lectiu se reclamó "apoyo y resistencia para afrontar un proceso largo. Hay que luchar".


Dentro del panorama político destacaron las ausencias del PP y de los representantes de Segregación Porteña.


Mientras tanto, los dos partidos mayoritarios continúan con su pulso y se acusan mutuamente de la situación a la que se ha llegado con esta sentencia a la que tildan desde el PSPV como una "barbaridad", según señaló Ferran Bono, número 5 de la lista socialista.


El PP asegura que fueron los socialistas quienes "metieron la pata" en este asunto y lamenta que tengan "mala memoria" en estas cuestiones, recalcó el número 3 de la lista del PP, Ignacio Gil Lázaro.


El alcalde de Sagunto reivindicó la "obligación de buscar puntos de acuerdo y llegar a un consenso para cumplir la sentencia".


Las respuestas se sucedían ayer también a través de internet, donde se ha iniciado una campaña de correos electrónicos para reenviarlos a los representantes políticos. En este mensaje impulsado por "un grupo de saguntinos y saguntinas" se incluye una propuesta de carta en la que se pide a los gobernantes un "acuerdo" que evite el "desastre que supondría para todos los saguntinos y valencianos la ejecución de la sentencia". También se recalca la "desconfianza que generan actuaciones de este tipo en la conciencia de los ciudadanos".