diumenge, 7 de gener de 2018

22 DE DICIEMBRE DE 1937. BOMBARDEO SOBRE SAGUNT


El día 22 de diciembre de 1937, en plena guerra civil, cayó sobre la ciudad de Sagunto uno de los bombardeos más crueles que se pueden abatir sobre una población civil indefensa. El área donde cayeron era los almacenes de naranjas cercana a la estación de RENFE. Era miércoles, día de mercado en Sagunto, mediodía, momento en que los trabajadores de los almacenes de exportación de naranja salían de su trabajo. Los pilló de pleno. Murieron 34 personas en el acto y los heridos fueron centenares.  

Las bombas arrasaron el pueblo. Imagínense una población en plena guerra, que no tenía ambulancias, ni infraestructuras sanitarias adecuadas, ni siquiera el debido material de curas. Imagínense, repito, el trasiego de carros, único transporte que había, desde el hospital de Sagunto hacia la zona bombardeada, para recoger a los heridos y llevarlos al hospital, situado entonces en la plaza del mismo nombre, la consternación, el miedo y el pavor de la población y familiares en el momento de ser sabedores de tal mortandad. Fue una masacre tal, que hasta nuestro poeta Bru i Vidal se refiere a ello en un poema lleno de imágenes de dolor.

Los bombardeos sobre la población civil, y sobre la fábrica de Altos Hornos, convertida en Fábrica número 15, de armamento para la República, fueron moneda corriente durante la guerra civil. El objetivo fundamental era impedir la producción de la la fábrica, pero sin destruirla, que la gente tuviera miedo, minar su moral. Según Manuel Girona(“La Guerra civil a Sagunt”), “tanto republicanos como franquistas querían conservar la fábrica en las mejores condiciones posibles. Unos porque era una fábrica de armas que producía mucho y ocupaba a mucha gente y los otros porque confiaban en su rápida victoria y querían que esta estuviera disponible para la futura reconstrucción” …

Nadie que me conozca pensará que estoy haciendo propaganda franquista, me baso en testimonios extraídos de opiniones que considero válidas y documentadas. Desgraciadamente, siempre hay alguien que extrapola y descontextualiza aviesamente, palabras o frases, no sé si para herir o porque tiene un mal día, o para justificar su inoperancia.

Pues bien, este hecho histórico tan doloroso, fue el que animó al Col.lectiu pel Patrimoni, a organizar la “Ruta de los bombardeos” el día 10 de diciembre de 2017, a instancias del Ayuntamiento de Sagunto y de José Ramón Carbonell. Ese fue el acuerdo y no otro y no hubo ya ninguna otra comunicación hasta el día 10 de diciembre en que se hizo la actividad. Así pues, el Ayuntamiento conmemoraba el ochenta aniversario de ese bombardeo y el señor Carbonell se ofrecía a conducir la ruta y relatarla. Ignoramos si el Ayuntamiento y Carbonell, acordaron otra cosa. A nosotros, nada se nos comunicó. Por tanto, creo, que los asesores del Ayuntamiento deberían estar más atentos.

No tengo ningún ánimo de polemizar, pero seguramente si las explicaciones sobre los bombardeos hubieran sido más amplias y prolijas, no hubiéramos tomado la palabra.


Concha Cardo. Presidenta del Col.lectiu pel Patrimoni.